UPN denuncia que “la ejecución de inversiones de Urbanismo apenas superó el 20% en 2018”

El portavoz de UPN en la Comisión de Urbanismo de Pamplona, Juanjo Echeverría, ha denunciado hoy que “la ejecución de las inversiones de la Gerencia de Urbanismo del Consistorio de la capital apenas superó el 20% durante 2018, quedándose muchos de los proyectos inicialmente presupuestados sin ni siquiera iniciarse”.

El regionalista ha relatado alguna de las cifras incluidas en el documento de ‘Cierre y Liquidación del Presupuesto’ firmado por el gerente de Urbanismo, cargo de confianza del cuatripartito. En él se reconoce que el equipo de Asirón “no ha sido capaz de ejecutar ni siquiera la mitad del presupuesto de la Gerencia de Urbanismo, alcanzando una inejecución global, incluyendo salarios y otros gastos corrientes, del 56,13%”.

Sin embargo, Echeverría ha destacado que “la cifra más grave responde a las inversiones reales ejecutadas, que se sitúan en un mísero y lamentable 20,46%”.

Además, ha explicado que estos porcentajes reflejan cifras de inversión mucho menores a los de años anteriores, puesto que se ha pasado de casi 9 millones de euros en obras ejecutadas por la Gerencia en 2014 a apenas 1,2 millones en 2018.

De hecho, el concejal de UPN ha subrayado que “en ninguno de los años de cuatripartito la ejecución de las inversiones de la Gerencia ha llegado al 55% y además se ha reducido paulatinamente a lo largo de la legislatura, lo que evidencia la incapacidad para la gestión de Bildu y la parálisis a la que está llevando al Ayuntamiento”.

Según ha relatado, el “bajísimo nivel” de ejecución también del Capítulo II, se debe a que su principal partida, destinada a la contratación de servicios, apenas ha sido aprovechada en un 21%, dado que no se han realizado los estudios de planeamiento de los Ensanches, que, como muchas otras cuestiones, se dejan para este año.

En este sentido, ha llamado la atención sobre inversiones previstas ya en presupuestos de 2017 y que continúan sin ejecutarse por completo, como las expropiaciones de la calle Ferrocarril, el proyecto de ascensor del parque de Trinitarios o la mejora hidráulica del río Sadar.

También han quedado sin ejecutarse, la mayoría de las inversiones previstas dentro del programa EDUSI para Milagrosa, el proyecto de Gridillas, en San Jorge, e incluso la totalidad de lo presupuestado para el parque Aranzadi. Tampoco han corrido mejor suerte obras, que el propio concejal delegado Abaurrea presentó incluso en Chile, como el parque de la Chantrea, para el que apenas se han ejecutado 52.000 euros de los casi 645.000 euros previstos.

De la misma forma se han retrasado completamente las obras de urbanización de los terrenos liberados en la avenida Zaragoza por el traslado de la gasolinera, que ni siquiera se han licitado.

Capítulo aparte merece, según Echeverría, la partida destinada al derribo de las naves de la calle Sadar, “dotada de un presupuesto de casi un millón y medio del que como cualquiera puede ver, no se ha gastado ni medio euro”.

Los regionalistas han reclamado en varias ocasiones a lo largo de la legislatura que se avanzara con este proyecto, y Echeverría ha lamentado que “pese a todas las promesas, después de cuatro años, este asunto se encuentra absolutamente paralizado”.

El edil de UPN ha recordado que “todas estas obras fueron presentadas en rueda de prensa por el alcalde o los concejales de Bildu junto a otras que ni siquiera tuvieron nunca presupuesto, como el nuevo proyecto de Puente de Cuatrovientos o las rotondas del Seminario o de la calle Vuelta del Castillo”.

“Sufrimos un Ayuntamiento al que se le dan muy bien las ruedas de prensa, pero que luego arrastra los pies cuando se trata de trabajar y convertir las presentaciones de power point en realidades”, ha criticado.

“El Ayuntamiento sufre una paralización galopante desde el aterrizaje de Asirón en la Alcaldía”, ha denunciado.

Además, ha destacado que “a lo largo de toda la legislatura no se han impulsado nuevos desarrollos urbanísticos, a la par que se ha ido vendiendo el suelo logrado mediante el trabajo de las corporaciones anteriores mientras aumentan de forma desmesurada los gastos corrientes del cuatripartito”.

“Es decir, se están comiendo el patrimonio sin generar nuevo suelo, algo que nos va a generar problemas a futuro”, ha resaltado.

Asimismo, ha destacado que “a nivel global, en 2015, 2016 y 2017 el Ayuntamiento ha desaprovechado 62,7 millones de euros de inversión por no haber sido capaz de ejecutar sus propios presupuestos”.

Además, Echeverría ha explicado que “a día de hoy se invierten en Pamplona menos de lo que se invertía en 2014, mientras que, en paralelo, los gastos de personal y de gasto han crecido en 18 millones”.

“Vamos camino de vender el coche para comprar gasolina”, ha subrayado, haciendo hincapié en que “es evidente por qué ayer no incluyeron estos datos en la rueda de prensa de cocina y autobombo que dio Bildu ayer sobre la situación económica del Consistorio”.

En este sentido, ha criticado “la manipulación con la que el equipo de Asirón trató de engañar ayer a los pamploneses, vendiendo una visión económica que no es real”.

“Es un timo que afirmen en una rueda de prensa oficial que las inversiones durante 2014 se reducían a 11,53 millones de euros, cuando el informe de cierre de cuentas de ese año firmado por un cargo de libre designación nombrado por Bildu, recoge que llegaban a 19,2 millones de euros”, ha recalcado.

Tampoco, ha dicho, “se puede presentar declaraciones en contra de la ley Montoro y luego dar ruedas de prensa presumiendo de la amortización de deuda que has logrado gracias a ella porque a ella se llega gracias a los altísimos niveles de inejecución y a la obligación legal de destinar esos millones de euros a deuda, y no una circunstancia planeada en presupuestos”.