UPN constata que “no existe expediente para el derribo de la pasarela de Labrit”

Después de acudir al área de Ciudad Habitable y Vivienda del Ayuntamiento de Pamplona, el Grupo Municipal de UPN en el Consistorio ha constatado que “a día de hoy no existe expediente específico para el derribo de la pasarela de Labrit” y que “el principal informe municipal al que ahora se alude para justificar la decisión tienen en realidad fecha posterior al anuncio de José Abaurrea (Bildu) de su demolición”.

Los regionalistas han señalado además que “después de examinar toda la documentación existente en el área, se confirma que es mentira que los autores de la pasarela aceptaran como vinculante el informe de la empresa Ideam, como repetidamente han afirmado los ediles de Bildu y Geroa Bai”.

De hecho, tal y como demuestra un correo electrónico entre el Ayuntamiento y los diseñadores de la estructura, estos propusieron otra empresa y sólo aceptaban la contratada por Bildu y Geroa Bai si su labor era supervisada por ella. Sin embargo, como han recordado los concejales de UPN, “los portavoces de Asirón han repetido una y otra vez que los técnicos de la pasarela habían aceptado la empresa elegida, para tratar así de dar validez a sus estudios”. Además, el informe elaborado por los técnicos municipales, que presenta fecha de 6 de marzo de 2019, parte de esa premisa.

Tampoco existe en el área rastro de las soluciones que, según el contrato, debía aportar Ideam, con su correspondiente valoración económica. Estos estudios responderían a 8.000 euros del contrato firmado con el Ayuntamiento.

También es “falso”, según han explicado, que la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra hubiera recomendado oficialmente a la empresa Ideam, otro de los argumentos utilizado en su defensa.

Los concejales regionalistas han destacado que “Bildu está construyendo por fascículos y a rebufo de las solicitudes de información de los grupos de la oposición la justificación de su decisión de derribar la pasarela”. Por eso, han afirmado que “las prisas por desmontarla antes de las elecciones y las lagunas en la tramitación de este asunto están abocando al Ayuntamiento a una terrible indefensión jurídica frente a las aseguradoras en un más que posible pleito”.

“Es injustificable que Asirón pretenda derribar la pasarela a toda prisa y en unas pocas semanas, después de haberla mantenido cerrada y sin mantenimiento durante tres años, agravando los problemas que sí presentan las planchas decorativas inferiores y sin abordar los problemas de seguridad que de ello derivan”, han sostenido.

En su opinión, “la jugada de Bildu y Geroa Bai, en contra no sólo del criterio de UPN y PSN, sino también de sus ex socios de IE y Aranzadi apesta a nervios electorales y a juego sucio contra la oposición”.

“Dijeron que la pasarela no se podía arreglar, cuando los informes de 2016 ya decían cómo hacerlo; dijeron que existían informes técnicos municipales cuando en realidad son posteriores al anuncio de demolición; dijeron que los autores de la obra habían aceptado como vinculante el criterio de la empresa Ideam, pero hay pruebas escritas de que no es así; dijeron que la Universidad de Navarra había recomendado a esa empresa, pero tampoco es verdad…”, han enumerado.

Por eso, se han preguntado “cuántas mentiras más hacen falta para intentar justificar el derribo de la pasarela que tanto ansían Asirón y Geroa Bai”.